+ MR.DICK WAS HERE!
+ Porque Reciclar en Costa Rica

 

 

A nivel mundial, cada año nuestras máquinas recicladoras recuperan cerca de 30 billones de envases usados. Se estima que esto representa el 3% de todo el consumo anual, y que evita más de 1.5 millones de toneladas métricas de emisiones de dióxido de carbono.

Nuestras máquinas recicladoras, totalmente novedosas en Costa Rica, tienen la apariencia de máquinas expendedoras comunes. Sin embargo, en realidad son parte de nuestro Sistema de Depósito Inteligente (SDI) en vez de dispensar bebidas, chocolates o galletas, aceptan latas y botellas para almacenarlas y procesarlas. A cambio de los envases entregan tiquetes o cupones intercambiables por descuentos, puntos o acciones para rifas mensuales.

También cuentan con una pantalla donde se transmite nuestro Eco-Channel, con instrucciones sobre su uso, cortos sobre conservación al medio ambiente y anuncios comerciales.

Nuestras máquinas reciben botellas plásticas o de vidrio y latas de aluminio, de prácticamente todas las marcas de bebidas disponibles en el mercado costarricense. Su uso es sumamente sencillo. Si eventualmente alguien introduce una marca no reconocida, la máquina la escanea y devuelve.

Conozca las marcas recibidas, y si encuentra alguna que aún no se acepta, contáctenos para incluirla en la programación de nuestras máquinas.



Nuestras máquinas recicladoras cuentan con tecnología de punta que les permite enviar por Internet los datos y cantidades de envases recogidos, de forma que en Reciclaje Costa Rica Network llevamos control en tiempo real. Ingrese aquí para conocer la cantidad de envases que recuperamos.  

Cada vez que una de nuestras máquinas recicladoras llega a su capacidad máxima de recolección, los envases son descargados, y nuestro Departamento de Logística se encarga de transportarlos a nuestras instalaciones. Como parte de nuestro compromiso con el ambiente, semanalmente estudiamos nuestras rutas para minimizar los tiempos y distancias recorridas por nuestra flotilla y disminuir las  emisiones de dióxido de carbono.

En nuestra planta de procesos clasificamos y compactamos el material para exportarlo y reciclarlo en el exterior. Las latas de aluminio se envían a Estados Unidos, México y Brasil, donde tras su fundición y moldeo se utilizan como materia prima en la elaboración de artículos de aluminio.

Los envases plásticos son exportados a China, Malasia e Indonesia. Ahí son molidos, fundidos y trasformados en poliéster, materia prima ampliamente utilizada en la industria textil. Finalmente, el vidrio es clasificado por colores y transportado a una planta en Cartago para fundirse, procesarse, y ser utilizado en la creación de nuevos envases.

Contáctenos para más información.<